En mi viaje por carretera de 1100 millas en una F-150 Lightning.  -    On my 1,100 mile roadtrip in an F-150 Lightning.

 

 

 

 

Confesiones de un "Cabeza de Petróleo" de toda la vida. Me encantan los vehículos eléctricos y no tiene nada que ver con política.
Jim Farley
CEO en Ford Motor Company

28 de junio de 2024


Con disculpas a “Goodfellas”: Desde que tengo uso de razón, siempre quise ser un tipo fan de los autos.
El estruendo de un V-8 parece la banda sonora de mi vida. Pasé los últimos 40 años desarrollando vehículos nuevos, desde Camrys y Scions en Toyota hasta F-150 Raptors, Broncos y Transits aquí en Ford Motor Company, donde mi abuelo trabajaba para el propio Henry. Hasta el día de hoy, paso muchos fines de semana compitiendo con Mustangs o tirando de mi Bronco 1973.
Así que, como apasionado del motor de toda la vida, me sorprendió como cualquiera cuando me enamoré de los vehículos eléctricos.
No fueron las políticas gubernamentales ni las creencias políticas las que provocaron este romance tardío con los vehículos eléctricos. Es porque conduzco uno: mi Ford F-150 Lightning Platinum. Es sorprendentemente silencioso y suave. La aceleración sin esfuerzo te deja con una sonrisa tonta una vez que recuperas la sensación en tu cara. Cada mañana, el mío se recarga con 300 millas de alcance. Nunca hay gasolineras. Es más, mi F-150 Lightning tiene un enorme maletero con cerradura que acompaña a la camioneta. Y Lightning funciona como un generador móvil que puede alimentar un lugar de trabajo, un campamento, un portón trasero o incluso otro vehículo eléctrico, o alimentar mi hogar.
Es así de simple. Para mí y para millones de estadounidenses, los vehículos eléctricos eliminan los problemas diarios y nos recuerdan por qué nos encanta conducir. Si quieres divertirte al volante, conduce un Mustang Mach-E Rally por un camino de tierra.
Los vehículos eléctricos no son para todos ni para todos los trabajos. Pero como director ejecutivo de un importante fabricante de automóviles, me siento obligado a decirles a los clientes la verdad sobre los vehículos eléctricos en medio de toda la desinformación y los malentendidos.
He visto esta película antes. Cuando Ford dijo que íbamos a pasar a una carrocería de aluminio en nuestra popular F-150, nuestros competidores emitieron comerciales satirizándonos. Pero los clientes reconocieron un mejor rendimiento y economía de combustible cuando lo vieron.
Recuerdo cuando los teléfonos móviles parecían ser sólo para médicos y corredores de bolsa. Cuando las computadoras eran para la NASA. Cuando Internet era una moda pasajera y los CD se alineaban en la visera de mi camioneta. Se necesita tiempo para que las innovaciones se afiancen. Pero cuando lo hacen, el cambio es profundo y duradero.
Creo que el próximo gran cambio para los vehículos será hacia los vehículos eléctricos y definidos por software.
Hoy en día, las ventas de vehículos eléctricos están creciendo, pero muchos siguen siendo escépticos debido a la carga y la autonomía, lo cual es comprensible. Pero nuestra investigación muestra que aproximadamente la mitad de los estadounidenses realizan viajes de más de 150 millas sólo cuatro días o menos al año. Ford ofrece varios modelos eléctricos que pueden equiparse para tener una autonomía de más de 300 millas. Además, el 80% de los propietarios de vehículos eléctricos cargan en casa, y la red de carga pública es cada vez más grande, incluso desde que el año pasado hice un viaje por carretera a través del oeste americano en un Lightning. Y el acceso y la velocidad de carga seguirán mejorando, al igual que las redes celulares pasaron de ser estáticas y caer constantemente a ser claras y confiables.
Para muchas familias, especialmente aquellas que poseen un vehículo a gasolina para viajes más largos y remolques, un vehículo eléctrico es una excelente segunda opción. Muchos compradores de automóviles citan el costo como una razón para no considerar un vehículo eléctrico, pero el precio promedio de un SUV eléctrico ha caído casi un 22% sólo en los últimos dos años. Según nuestra experiencia, los propietarios de Mustang Mach-E suelen ahorrar un 64 % en costos de combustible y un 27 % en mantenimiento programado por año en comparación con los vehículos de gasolina. La diferencia de costo entre un vehículo eléctrico y un vehículo de gasolina comparable puede ser menor de lo que cree.
Lo más convincente es que una vez que la gente prueba un vehículo eléctrico, normalmente no quiere volver atrás. Casi el 70% de los propietarios de vehículos eléctricos en todo el mundo dicen que solo comprarán vehículos eléctricos en el futuro. Si hay algo que he aprendido en 40 años es esto: nunca quieres estar en el lado equivocado de los clientes y de lo que importa en sus vidas.
Ford es líder en vehículos de trabajo y nuestros clientes comerciales proporcionan un interesante caso de estudio. ¿Por qué? Porque su sustento está en juego y cada dólar importa. Pueden hacer cálculos sobre el costo de propiedad, la productividad y la conveniencia. Las empresas que conducen F-150 Lightning eléctricas podrían ahorrar $2,600 solo en costos de combustible durante tres años.
Aquí está la otra cosa. Estamos en una carrera global para competir en un futuro en el que la propulsión eléctrica será sin duda una fuerza gigante en el transporte. Estados Unidos no puede ceder el liderazgo en innovación a China, Europa o cualquier otra región. Ford ha sobrevivido y prosperado durante 121 años porque nunca hemos tenido reparos en aprovechar el momento para innovar y afrontar el futuro. Ahora, estamos invirtiendo miles de millones en plantas, centros tecnológicos y nuestra fuerza laboral para crear los autos, SUV y camionetas imprescindibles del mañana.
Es cierto que estamos perdiendo dinero con los vehículos eléctricos en las primeras etapas de esta transición, en gran medida debido a los costos de inversión iniciales. Pero eso también está cambiando. Después de todo, ¿qué importante avance tecnológico  no fue desafiante y costoso en las primeras etapas?
El punto de inflexión hacia el que estamos trabajando no vendrá de los reguladores que nos presionan ni de los políticos que intentan frenarnos. Vendrá de los consumidores. No cuando se alcance una cuota de mercado arbitraria, sino cuando los vehículos eléctricos sean simplemente mejores para más clientes: mejores de conducir, más baratos de poseer y más fáciles de integrar en la vida diaria. Ésta ya es la realidad para millones de personas.
Continuaremos ofreciendo a los clientes increíbles opciones de gasolina, híbridos y eléctricos, para trabajar y divertirse.
Podría decir “créelo a un aficionado a los automóviles” que los vehículos eléctricos son una excelente opción para muchas personas. Pero es mejor que pruebes uno tú mismo y tomes tu propia decisión. ¿Qué es más americano que eso? Quién sabe, tal vez te sorprendas. Sé que lo hice.

Confessions from a lifelong Petrol Head. I love electric vehicles and it has nothing to do with politics.

Jim Farley 
CEO at Ford Motor Company


June 28, 2024


With apologies to “Goodfellas”: As far back as I can remember, I always wanted to be a car guy.


The rumble of a V-8 feels like the soundtrack of my life. I spent the past 40 years developing new vehicles, from Camrys and Scions at Toyota to F-150 Raptors, Broncos, and Transits here at Ford Motor Company, where my grandfather worked for Henry himself. To this day, I spend many weekends racing Mustangs or wrenching on my 1973 Bronco.


So as a lifelong petrol head, I was surprised as anyone when I fell in love with electric vehicles.
It wasn’t government policies or political beliefs that sparked this late-career romance with electric vehicles. It’s because I drive one – my Ford F-150 Lightning Platinum. It is astonishingly quiet and smooth. The effortless acceleration leaves you with a silly grin once you get the feeling back in your face.

Every morning, mine is topped up with 300 miles of range. No gas stations, ever. What’s more, my F-150 Lightning has a massive, lockable frunk to go along with the pickup bed. And the Lightning works like a mobile generator that can power a worksite, campsite, tailgate, or even another electric vehicle, or power my home.


It’s that simple. For me, and for millions of Americans, electric vehicles are removing daily hassles and reminding us why we love to drive. If you want to have a blast behind the wheel, take a Mustang Mach-E Rally out on a dirt road.


Electric vehicles are not for everyone and every job. But as the CEO of a major automaker, I feel compelled to tell customers the truth about electric vehicles amid all the disinformation and misunderstandings.
I have seen this movie before. When Ford said we were moving to an aluminum body in our popular F-150, our competitors aired commercials lampooning us. But customers knew better performance and fuel economy when they saw it.


I remember when mobile phones seemed to be just for doctors and stockbrokers. When computers were for NASA. When the internet was a fad and CDs lined my truck’s visor. It takes time for innovations to take hold. But when they do, the shift is profound and lasting.
I believe the next great shift for vehicles will be toward software-defined and electric vehicles.


Today, sales of electric vehicles are growing but many remain skeptical due to charging and range, which is understandable. But our research shows that roughly half of Americans take trips over 150 miles only four days or fewer per year. Ford offers several electric models that can be equipped to have a range of over 300 miles. Moreover, 80% of electric vehicle owners charge at home, and the public charging network is becoming larger, even since I took a road trip across the American West in a Lightning last year. And charging access and speed will keep getting better, just as cellular networks went from staticky and constantly dropping to clear and reliable.
For many families, especially those who own a gas-powered vehicle for longer trips and towing, an electric vehicle is a great second option. Many car shoppers cite cost as a reason not to consider an electric vehicle, but the average price of an electric SUV has fallen almost 22% in the past two years alone. In our experience, Mustang Mach-E owners typically save 64% on fuel costs and 27% on scheduled maintenance per year compared to gas vehicles. The cost difference between an electric vehicle and a comparable gas vehicle may be less than you think.


Most compellingly, once people try an electric vehicle, they usually don’t want to go back. Nearly 70% of global electric vehicle owners say they’ll only buy electric vehicles in the future. If there is one thing I have learned in 40 years it’s this: you never want to be on the wrong side of customers and what matters in their lives.
Ford is a leader in work vehicles and our commercial customers provide an interesting case study. Why? Because their livelihood is on the line and every dollar matters. They can do the math on cost of ownership, productivity, and convenience. Businesses that drive electric F-150 Lightnings could save $2,600 in fuel costs alone over three years.


Here’s the other thing. We are in a global race to compete in a future where electric propulsion will undoubtedly be a giant force in transportation. America cannot cede innovation leadership to China, Europe, or any other region. Ford has survived and thrived for 121 years because we have never been shy about seizing the moment to innovate and face the future. Now, we are investing billions in plants, tech centers, and our workforce to create the must-have cars, SUVs, and trucks of tomorrow.
It’s true that we are losing money on electric vehicles in the first innings of this transition, largely due to the upfront investment costs. But that too is changing. After all, what major technological leap forward wasn’t challenging and costly at the early stages?


The tipping point we’re working toward will come not from regulators who push us or from politicians who try to hold us back. It will come from consumers. Not when an arbitrary market share is reached, but when electric vehicles are simply better for more customers – better to drive, cheaper to own, and easier to integrate into daily life. This is the reality for millions already.


We will continue to offer customers awesome choices across gas, hybrids, and electric – for work and for play.
I could say “take it from a car guy” that electric vehicles are a great choice for many people. But you are better off trying one for yourself and making your own decision. What’s more American than that? Who knows, you might just surprise yourself. I know I did.




 

Fecha y Hora

Miami, Florida USA:
Hora:

Cargando la F-150 Lightning durante mi viaje por carretera en 2023   -    Charging the F-150 Lightning during my 2023 road trip